Tipos de puertas automáticas comerciales

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Las necesidades de cada empresa no son la mismas, por lo que las puertas automáticas se deben adaptar a las necesidades de dichas empresas, con el objetivo de ofrecerles un buen servicio.

Hoy en día hay muchas opciones entre las que elegir, por lo que te vamos a hablar de las más importantes en este artículo, con el fin de que te sea más fácil elegir la variedad de puerta que realmente necesitas.

Puertas seccionales

Este tipo de puerta se adapta muy bien en las empresas que necesitan que sus puertas se abran de manera vertical.

Es una puerta que queda bien integrada en las zonas en las cuales no hay mucho espacio, gracias a que optimiza muy bien el espacio, a la vez que ofrece un grado de seguridad muy elevado. Esto se debe a que no se puede ejercer un apalancamiento sobre la puerta, lo cual hace que sea más complicado abrirla desde el exterior.

Puertas basculantes contrapesadas

Es una variedad de puerta que se suele usar mucho en las puertas de las naves industriales. La puerta cuenta con un peso de hormigón normalmente, aunque en ocasiones puede ser de otro material pesado. Estas puestas se pliegan hacia el techo y pueden contar con una o varias hojas. Es otra variedad de puerta que no ocupa mucho espacio, por lo que se puede aprovechar mucho más la nave industrial. Normalmente este tipo de puertas nos las encontramos cuando las dimensiones de la puerta son grandes.

Puertas abatibles

Es un tipo de puerta que se usa mucho en los comercios. Son muy prácticas y se pueden usar de manera automática o de manera manual. Si quieres ofrecer una buena comodidad a tus clientes, lo mejor será que apuestes por la puerta automática. Puedes ver ejemplos de motores para puertas abatibles en MotorPuerta.org.

Puertas rápidas

Esta variedad de puerta se adapta muy bien a las empresas que necesitan optimizar el tiempo. Estas puertas se caracterizan por ser de apertura y cierre rápido, lo cual facilita que el trabajo sea mucho más ágil.

Para poder ofrecer esta agilidad, las puertas cuentan con materiales ligeros que facilitan su ligereza. Son puertas bastante seguras, ya que cuentan con sistemas de detención de movimiento que evitan que la puerta se cierre si una persona o vehículo la está atravesando.

Puerta corredera

Es una variedad de puerta muy usada principalmente en los exteriores de las empresas, como en los parkings, instalaciones industriales… normalmente suelen ser automáticas, aunque en ocasiones las podemos encontrar manuales.

Una de sus principales ventajas es que son muy fáciles de usar, ahorran espacio y lo más importante, pueden ser fabricadas con diferentes materiales. Así se puede instalar una puerta adaptada al lugar.

Puerta de guillotina

Este tipo de puerta es una buena solución para cubrir con una puerta grandes espacios. La apertura y el cierre se realiza en vertical por la acción el contrapeso. Dependiendo del tamaño de la puerta, esta puede estar formada por una o varias hojas.

Aunque pueda parecer lo contrario, es una puerta bastante segura, gracias a que incluye un sistema anticaída, el cual evita accidentes involuntarios. Y recuerda, son puertas muy pesadas, pero son muy fáciles de manipular.

Puertas articuladas

Se puede decir que estamos ante puertas basculadas que están formadas por un par de hojas y un contrapeso. Pueden ser una buena opción en las naves industriales.

Puertas telescópicas

Hablar de este tipo de puertas es lo mismo que hablar de puertas correderas automáticas. Normalmente, este tipo de puerta se suele usar para tapar espacios grandes, es decir, suelen estar presentes normalmente en hospitales, tiendas, centros comerciales, supermercados… además es una gran opción para permitir que la puerta se abra y se cierre continuamente, de aquí que estén muy presentes en las zonas donde hay mucha afluencia de gente.

Puertas enrollables

Es un tipo de puerta que no solo ofrece un buen grado de seguridad a la empresa o negocio, sino que sobre todo ofrece una buena estética al negocio. Es un tipo de puerta que se puede usar en muchos negocios, aunque se usan más en locales comerciales. Esto se debe a que permiten ver el interior del negocio y en consecuencia ayudan a llamar la atención de los clientes.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest