7 tipos de renting para tu empresa

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Descubre los diferentes tipos de renting para empresa que existen de la mano de los mejores profesionales. Te presentamos los distintos tipos de renting para tu empresa para que sepas todas las opciones que tienes para alquilar con las garantías que ofrece un contrato de renting todo tipo de bienes necesarios para un negocio.

El renting tecnológico

En primer lugar encontramos el renting de cualquier tipo de material tecnológico que pueda utilizar la empresa. Hablamos de todo tipo de equipos informáticos pero también de sistemas operativos y de softwares que vale mucho más la pena contratar en renting que comprar dado que cambian y quedan obsoletos rápidamente. Dentro de esta categoría podemos incluir los routers, los sistemas operativos, los escáneres, los ordenadores, las centralitas, los antivirus y un largo etc.

El rent back

En segundo lugar hablamos del rent back. Se trata de la opción ideal si tienes en tu empresa todo tipo de equipamiento y de bienes industriales de calidad y necesitas liquidez. Su funcionamiento es muy sencillo de entender. Tú tienes unos bienes, se los vendes a tu compañía de renting y ésta te los alquila para que los puedas seguir utilizando con lo que tus bienes ahora son dinero y tú tienes liquidez pero al mismo tiempo puedes seguir gastando tus objetos mediante un contrato de renting. En este punto cabe reseñar que no vale con cualquier tipo de equipamiento sino que éste debe tener una calidad mínima.

El renting industrial

Este tipo de renting se basa en el arrendamiento de los diferentes bienes productivos dentro de una industria e incluye bienes muy diferentes teniendo en cuenta el tipo de industria de que se trate. Algunos ejemplos son la maquinaria para las artes gráficas, los equipos médicos, la maquinaria y el utillaje o la maquinaria de obra pública.

El renting de vehículos

Sin duda el más popular de todos los tipos de renting que existen es el renting para vehículos. Se trata de un tipo de contrato especialmente potenciado por las diferentes empresas de renting pero también por las entidades financieras y por los bancos. Si te interesa conocer opción en renting de furgonetas, pulsa aquí para encontrar los mejores vehículos. Este renting de vehículos sirve a empresas, autónomos y todo tipo de negocios para cambiar de forma regular sus flotas de vehículos y mantenerlos pagando una cuota fija estipulada en el contrato inicial sin tener que preocuparse por las revisiones o por cualquier tipo de mantenimiento del vehículo.

El renting proveedor

Otro tipo de renting es el de proveedor. Algunas empresas acuden o contactan específicamente con los proveedores de diferentes bienes tecnológicos, maquinaria, etc. y les proponen colaborar. Así, los proveedores son los que ofrecen estos bienes y comercializan el renting entre sus clientes consiguiendo diferenciarse de la competencia con una mejor financiación para sus clientes.

El renting de equipamiento

Aquí encontramos también el renting de equipamiento. Se trata de rentar diferentes bienes productivos especialmente asociados con los servicios y el comercio. Para que lo entiendas mejor algunos ejemplos pueden ser las máquinas de vending, el material de hostelería para restaurantes, bares o cafeterías, el mobiliario o equipamiento de oficinas y los soportes multimedia.

Rent to Rent

Por último encontramos otra opción de renting que también es muy interesante que es el Rent to Rent. Es interesante para los casos en que una entidad financiera o una empresa de renting deniega a los clientes finales, autónomos, emprendedores pymes o empresas el renting porque éstos no cuentan con la suficiente capacidad económica en ese momento.

En estos casos, cuando el proveedor conoce y tiene mucha confianza en su cliente se le concede al proveedor la operación de renting para que pueda pactar el alquiler mensual, que será un poco más de lo que pagará. Así, es el proveedor en esos casos el que vende su bien a un cliente que considera de confianza mientras su cliente le paga cada mes una cantidad concreta que será indicada en el renting a su nombre de este bien en concreto.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest