Tipos de TPV que te ayudarán a gestionar mejor tu negocio

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Los TPV son realmente populares y están presentes en la mayoría de comercios en la actualidad pero es probable que desconozcas como empresa o a nivel particular que existen en el mercado diferentes tipos de TPV atendiendo a su canal, que pueden utilizarse por separado y también combinarse de forma eficiente para conseguir los mejores resultados posibles. Sigue leyendo para conocer los diferentes tipos de TPV que te ayudarán a gestionar mejor tu negocio.

Los TPV virtuales

En primer lugar encontramos los TPV virtuales. Este tipo de TPV son el que utilizan normalmente las entidades financieras o bancos siempre que se requiere realizar una operación comercial online. Si ya sabes cuáles son las ventajas de tener una tienda online lo mejor que puedes hacer es sincronizar siempre toda la base de de datos de tu empresa, ecommerce o negocio online con un buen software TPV de calidad. De esta forma, si te quedas sin existencias de cualquier tipo de producto la página web lo indicará automáticamente a los usuarios para que no tengas ningún tipo de problema. La otra alternativa es tener que contar con dos stocks pero esto resulta siempre más complicado teniendo la opción de gestionar tu negocio usando un buen software TPV.

Los TPV tradicionales o fijos

Por otro lado encontramos también los TPV tradicionales o TPV fijos. Este tipo de TPV están compuestos por un software y por un sistema de hardware, siendo la mejor opción para que todos los clientes hagan su compra de forma física en las tiendas tradicionales. Con este tipo de TPV tradicionales los dependientes de la tienda pasan el código de barras por el lector de códigos de barras y saldrá el producto, después se imprime el ticket y se registra la compra.

Como vemos en https://www.glop.es/, este tipo de TPV se puede integrar también en un equipo informático. Este tipo de TPV también se encuentra en las tiendas físicas o tradicionales y se trata de un tipo de software moderno y avanzado ideal para la gestión de un negocio. En estos casos el software se integra en el equipo informático para poder hacer todo tipo de operaciones de carácter comercial. Pero además se combina también con los elementos hardware que se requieran, como en este caso el datáfono, o con componentes software, como el TPV virtual.

Este tipo de TPV están especialmente preparados para los comercios en los que los puntos de venta están siempre ubicados en los mostradores y son la mejor alternativa para las tiendas minoristas, para las tiendas de alimentación o para los negocios textiles, por ejemplo. Los TPVs fijos están pensados para comercios en el que el punto de venta se encuentra en el mostrador. Es la mejor opción para aquellos comercios minoristas, de alimentación, talleres mecánicos o negocio téxtil, entre otros. Los TPV fijos pueden funcionar por ADSL o línea telefónica y también por PC.

El TPV integrado

Para los negocios que cuentan con diferentes puntos de venta físicos la mejor opción son sin duda los TPV integrados. Es la solución ideal para lograr un tipo de cobro totalmente centralizado. Se recomienda sobre todo para las franquicias, para las cadenas de servicios y para las grandes superficies. Este tipo de TPV se integra en los diferentes puntos de venta de un mismo negocio y viene también con un terminal en el que se incluye todo el programa de gestión de ventas del comercio para que todo el proceso resulte mucho más sencillo.

Los TPV móviles

Por último encontramos los TPV móviles, que son la mejor opción para los autónomos que trabajan siempre en el domicilio o en el trabajo de sus clientes. Este tipo de dispositivos son portátiles y funcionan mediante datáfonos o TPV GPRS, aunque en la actualidad también se usan los lectores de tarjetas para el móvil. De esta forma se pueden realizar todo tipo de operaciones de compra-venta o de pagos con tarjeta. Cabe reseñar que estos TPV no funcionan aislados sino que deben integrarse y sincronizarse siempre con un terminal de punto de venta. Los TPV móviles pueden funcionar con bluetooth sobre líneas ADSL o telefónicas o por GPRS, mediante una tarjeta SIM.

 También se pueden combinar diferentes tipos de TPV para distintas operaciones comerciales consiguiendo así unos resultados mucho más completos y una óptima atención a todos los clientes. Es la mejor opción si por ejemplo cuentas con un negocio que tiene tienda online pero al mismo tiempo tienes también diferentes establecimientos, algunos de ellos ubicados en grandes superficies y otros en pequeñas tiendas.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest