¿Qué es el “servicio integral llave en mano”?

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

En los proyectos empresariales que abarcan infraestructuras de diversos tamaños y tipologías, hay un concepto que ofrecen las compañías con mejor servicio, que se conoce como “ servicio integral llave en mano”.

En realidad supone la unión de dos conceptos diferentes. Por un lado el referente al servicio integral del trabajo y, por otro lado, el de llave en mano.

Este segundo, más sencillo de explicar, constituye que el anterior se dará por completado cuando se finalice el trabajo, simbolizando con el efecto de entregar una llave dicho término. Esto se debe a que se vincula la metáfora de entregar la llave de una casa, oficina o construcción en general, cuando ya está terminada y lista para entrar a disfrutarla.

Qué engloba un servicio integral

Una vez identificado el momento que abarca la “llave en mano”, es decir, la finalización del trabajo, podemos entender mejor qué significa un servicio integral . En general supone que la compañía encargada se preocupa de todos los ámbitos relacionados con un proyecto, sin que el cliente tenga que hacerlo, para que una vez terminado todo esté operativo.

Es más sencillo comprenderlo con un ejemplo práctico, como el del grupo empresarial Eurofinsa en el sector salud, donde se ha especializado en este servicio integral.

La empresa, a la hora de afrontar un trabajo como la construcción o ampliación y mejora de un centro hospitalario, primero tiene en cuenta la propia infraestructura . Esto supone gestionar todo lo relacionado con la demolición, edificación y hasta decoración de un hospital.

No obstante, además de la construcción también es importante el abastecimiento de equipamiento necesario, sobre todo en el sector de salud. Hablamos en este sentido de habitaciones preparadas con todas las comodidades y necesidades que cualquier paciente puede requerir; de la maquinaria, su instalación y su preparación para una puesta en marcha operativa desde el mismo momento en que se finaliza el proyecto; o de servicios adicionales, como la creación de oficinas administrativas, la entrega de ambulancias equipadas, etc.

Cuando un cliente, normalmente una Administración Pública, recibe el servicio integral de una empresa , se asegura con ello que al término del trabajo la edificación estará completamente operativa, lo que implica tanto un ahorro considerable de tiempo, como también de dinero.

La inversión realizada con este tipo de concesiones se limitará a la construcción de las infraestructuras y el equipamiento interior, no precisando por tanto mayor presupuesto, salvo para la contratación de personal o la adquisición de cualquier bien o material no previsto inicialmente.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest