Decora tu oficina con ideas únicas

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Tener una oficina bonita y bien decorada está claro que no es una cuestión de dinero. Para todos aquellos que estéis aburridos de vuestra oficina actual y queráis darle un aire nuevo, que sepáis que podéis hacerlos sin mucho presupuesto.

Los proyectos que cuentan con un presupuesto reducido tiran mucho de cosas hechas a mano, el reciclaje o la reutilización de materiales dándoles un uso diferente al que antes tenían.

Para grandes proyectos, donde haya que hacer obras o cambiar la estructuración de las estancias de una oficina, la mejor opción es ahorrar un conseguir un presupuesto holgado. Para este tipo de ideas, en Gibeller podéis encontrar los mejores productos para renovar vuestra oficina al mejor precio.

En el post de hoy hablaremos sobre qué cosas podemos reutilizar y cómo podemos hacer para cambiar un poco nuestra oficina sin dejarnos mucho dinero. ¡Anotad estos consejos!

Iluminación

La iluminación es muy importante en cualquier hogar, por lo que, si tienes falta de ventanas o lugares que no tienen iluminación natural, lo mejor es que te acostumbres a los LED. Las luces LED suelen ser caras, sobre todo si hablamos de focos o bombillas y, aunque ofrecen un ahorro energético brutal, es cierto que necesitan una inversión inicial. Sin embargo, para los que tengan el presupuesto ajustado, la mejor opción son las tiras de LED.

Estas tiras cuentan con una parte autoadhesiva que permite pegarlas en casi cualquier superficie (incluso gotelé), no consumen nada y podemos encontrarlas en cualquier tienda online por menos de 5 euros. Con ellas podemos iluminar, simplemente, o crear cuadros de luz, colocarlas alrededor de una planta, o por detrás del televisor o los muebles para crear luces indirectas.

Decoración

En este apartado podemos sacar a relucir toda nuestra capacidad imaginativa, ya que podremos hacer casi cualquier cosa para nuestra oficina. La idea principal es darle una nueva vida a materiales reciclables. Por ejemplo, con las botellas de plástico de 2 litros podemos crear maceteros donde colocar flores, plantas o hierbas aromáticas; quedan genial en la cocina.

Por otra parte, también podemos utilizar trozos de madera o palés para hacer muebles o, simplemente, lienzos, con un poco de tela blanca de una camiseta que ya no usamos. En vez de hacer paños con ella la estiraremos bien en una superficie cuadrada y la pegaremos con cola blanca. Después solo nos quedará pintar un bonito cuadro y colgarlo en la pared.

Espejos

Como último consejo queremos enseñaros que utilizar espejos puede ser todo un acierto. Los espejos amplifican las estancias pequeñas y aportan mayor luminosidad a aquellos puntos de la oficina donde la luz natural no llega o no da directamente.

Algunas ideas pueden ser colocar espejos en grandes paredes para dar mayor profundidad a la estancia o colocarlos enfrente a una ventana, para que reflejen la luz natural.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest